+34 915 632 959
centrotendar@gmail.com

Blog

8 Versos para Transformar La Mente

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

El texto básico de esta enseñanza de Su Santidad el Dalai Lama se escribió hace ochocientos años, poco después de que el maestro indio Yowo ye o Atisha Dipamkara introdujera en Tíbet la escuela kadampa. La tradición kadampa influyó profundamente en todas las otras tradiciones de práctica espiritual que por aquel entonces existían en la Tierra de las Nieves (Tibet). Con esta tradición surge toda la literatura sobre el adiestramiento mental.

Los Ocho Versos para Adiestrar la Mente, son enseñanzas de lo-jong, (lo significa mente y jong, purificar y entrenar). Eran compendios sucintos adecuados para la memorización y contemplación de los puntos esenciales más profundos del budismo. El Geshe Langri Tangpa (1054-1123), uno de los discípulos directos de Dromtonpa, que era el discípulo principal de Atisha, resumió la enseñanza, extremadamente profunda, en sólo ocho versos, que aquí se presentan como Ocho Versos para Adiestrar la Mente. Nacido en una familia nómada del Tíbet Central, el Geshe Langri Tangpa alcanzó durante su vida los profundos logros del camino espiritual. Todo Tíbet conocía los versos de Langri Tangpa, pero la comprensión más profunda de los mismos y el modo de emplearlos para la transformación espiritual sólo se los transmitió a su discípulo principal, Sharawa (1070-1141). Chekawa supo intuitivamente que la totalidad de las enseñanzas budistas estaban contenidas en estos ocho versos y buscó a Sharawa para que fuera su maestro raíz. Chekawa escribio su Adiestramiento Mental en Siete Puntos, que es esencialmente un comentario a los Ocho Versos para Adiestrar la Mente, de Langri Tangpa. La fama del Adiestramiento Mental en Siete Puntos llegó a rebasar la de los Ocho Versos para Adiestrar la Mente.

Los Ocho Versos para Adiestrar la Mente resumen las enseñanzas clave sobre la sabiduría, o conocimiento intuitivo, y el método, o medios hábiles. La obra se centra en el compromiso y en los antídotos que permitirán al practicante contrarrestar dos obstáculos mayores. El primer obstáculo son los pensamientos de autoestima y el sentimiento de egoísmo y de egocentrismo en los que están enraizados. Los antídotos son, principalmente, el cultivo del altruismo, la compasión y la bodichita, que es la aspiración altruista de alcanzar la Iluminación para bien de todos los seres que sienten. El segundo obstáculo es el aferramiento a un yo duradero que existe permanentemente. El antídoto a éste obstáculo está incluido en las enseñanzas de sabiduría de los Ocho Versos para Adiestrar la Mente, por lo que puede decirse que el texto contiene toda la esencia de las enseñanzas del Buda expuesta de un modo distinto.

Si entrenamos o adiestramos nuestra mente poco a poco, el viejo hábito del egocentrismo va reduciéndose hasta dejar de ser un problema para nosotros. Entonces es cuando podemos dar un nuevo enfoque a nuestra mente y sostenerla en el gozo, la alegría empática y la ecuanimidad. Es así como nuestro corazón puede tranquilizarse respecto a la preocupación por nosotros mismos. Es como si nuestro corazón se aligerase. Con un corazón despreocupado por nosotros mismos, nos liberamos también de la ansiedad profunda que resulta de nuestro egocentrismo, un egocentrismo que reside en la mente y que ahora es sustituido por una paz verdadera.

Impartido por Lama Geshe Tsering Palden

FECHA: 25 de febrero
HORARIO:
  • domingo: de 11:00 a 14:00 h y de 16:30 a 18:30 h.

Si quieres inscribirte en este curso pincha aquí.

Imprescindible inscripción previa, plazas limitadas.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.