fbpx
+34 915 632 959
centrotendar@gmail.com

Blog

Consejos para Meditar en la Impermanencia

Impermanencia o transitoriedad – anicca en pali, anitya en sánscrito – significa “ausencia de continuidad o permanencia”. Según Buda, cualquier ser, objeto o fenómeno está cambiando continuamente y sujeto al surgir y cesar; es, por tanto, impermanente.

El cambio es inevitable, nada es estático, todo es dinámico. La sucesión de las estaciones, la caída de las hojas y otros fenómenos naturales nos dan lecciones sobre de impermanencia. Como dijo Milarepa: «Veo todo a mi alrededor como una enseñanza”. La impermanencia está frente a nuestros ojos todo el tiempo: el día se inicia y acaba, puede empezar soleado y luego nublarse, nada es igual todo el tiempo. Así también es la mente: hoy está feliz y mañana puede no estarlo. Todo lo que experimentamos con nuestros sentidos es impermanente: pensamientos, emociones, sensaciones vienen y van. Cuando creemos que las cosas o personas que nos rodean son permanentes, son concretos, nos apegamos y sufrimos.

Cuando Buda impartió sus primeras enseñanzas e hizo girar por primera la rueda del Dharma en Benarés, habló de las “Cuatro Nobles Verdades”: la verdad del sufrimiento, el origen del sufrimiento, la cesación del sufrimiento y el camino que conduce a la cesación del sufrimiento.

En la primera verdad se habla de la impermanencia, es decir: nada permanece para siempre. Esta es la primera de las tres realidades de la existencia (las otras son el sufrimiento (dukkha) y la inexistencia del yo (anatta).

Hay dos niveles de impermanencia:

  • Una impermanencia sutil que se refiere al cambio y desintegración que sucede momento a momento; por ejemplo, nuestro cuerpo va agotando su energía vital a cada instante, segundo a segundo, en un constante proceso de deterioro.
  • Una impermanencia burda que, en nuestro caso, se refiere a la muerte

En “Los Cuatro Sellos” del budismo también conocidos como las cuatro llaves de la enseñanza de Buda, vinculadas con las Cuatro Nobles Verdades, que son el origen de toda la enseñanza budista, se expone:

  • Primer sello: todos los fenómenos compuestos son impermanentes.
  • Segundo sello: todos los fenómenos contaminados son dukkha (insatisfactorios por naturaleza).
  • Tercer sello: todos los fenómenos carecen de un “yo”.
  • Cuarto sello: el nirvana es la paz.

Es decir, todos los fenómenos compuestos son impermanentes, todo lo que es fabricado o compuesto surge debido a causas y condiciones. Por lo tanto, es impermanente o transitorio, es decir, cambia momento a momento. ¿Por qué? Porque, puesto que la energía causal está cambiando cada momento, el resultado será de la naturaleza del cambio. Puesto que la energía causal tiene un final, también debe tenerlo su resultado. Como las condiciones se modifican a cada instante, esto hace que lo que nace también muere desde el mismo instante de su nacimiento, todo fenómeno compuesto se dirige hacia su destrucción.

Impartido por  Muy Venerable Lama Geshe Tsering Palden.

FECHAS: 7 y 8 de marzo
HORARIO:
  • sábado: de 11:00 a 14:00 h y de 17:00 a 19:00 h.
  • domingo: de 11:00 h a 14:00 h.

Curso de budismo Geshe Tsering Palden









Aportación para la asistencia al curso: 65 €

Todos los campos son obligatorios

Imprescindible inscripción previa, plazas limitadas.

Modalidad online

A través de Gompa online tendrás la oportunidad de asistir de forma virtual a este curso.

Se podrá asistir en directo o en diferido durante 7 días. La inscripción deberá realizarse antes del día 5 de marzo a las 20.00 h. El viernes día 6 de marzo se efectuará una prueba de conexión con las personas inscritas en la modalidad online. 

Curso de budismo Geshe Tsering Palden modalidad online









Aportación para la asistencia al curso: 25 €

Todos los campos son obligatorios